Péndulo Hebreo

El Péndulo Hebreo. El péndulo de la Sanación. 

El Péndulo hebreo es una técnica milenaria, conocida en la humanidad desde al menos 4.500 años. Se dice que su origen es incierto pero lo que sí se conoce es que se relaciona con el conocimiento ancestral ya que utiliza el alfabeto hebreo como base, donde cada letra hebrea tiene un valor simbólico e incluso sagrado.
El primer péndulo de la antigüedad que se conoce lo usaban los templarios, el segundo, es el péndulo hebreo.
Péndulo hebreo es el nombre por el cual se conoce tanto la terapia complementaria, como el instrumento que se utiliza en ella.

Hablemos primero del instrumento. El Péndulo hebreo es un cilindro de madera de “haya” elaborado artesanalmente. Cuenta con dos caras una lisa y otra estriada además tiene una perforación en el centro por donde pasa una cuerda de algodón que permite su movimiento para invertir su posición. El concepto básico es que uno de los costados se utiliza como un péndulo tradicional y el otro como una herramienta para irradiar vibraciones específicas.

El péndulo hebreo, también conocido como el péndulo de la sanación, es una poderosa terapia complementaria que integra los beneficios de la radiestesia con la medicina vibracional. Se utiliza el místico lenguaje hebreo para emitir vibraciones específicas. Como dijimos anteriormente cada letra hebrea tiene un valor simbólico y sagrado, cada uno de estos caracteres genera una vibración específica provocando un cambio de resonancia y de sintonía a niveles sutiles en todo el cuerpo.
El Péndulo Hebreo trabaja además con  los 7 chakras o vórtices del cuerpo humano ubicados desde el coxis hasta la coronilla en la cabeza, así como con las 7 capas del campo electromagnético.
Se trata de equilibrar cualquier alteración de la frecuencia electromagnética del cuerpo, provocada generalmente por un desequilibrio emocional, un patrón de conducta o un pensamiento conflictivo. Muchas veces se tienen dolores que no se sabes de dónde vienen, sensaciones de cansancio, abandono, molestias, estancamiento, mal humor, desconexión. Todas estas experiencias pueden ser el resultado de ese desequilibrio del que hablamos. Ya sea por el estrés o por estar en compañía o en lugares donde las malas emociones se generan en forma constante, el cuerpo tiene reacciones que se hacen saber de una u otra forma.

Podemos, entonces, decir que el péndulo hebreo es un instrumento excepcional para los radiestesistas y para promotores del crecimiento personal. Bajo una apariencia de simplicidad se concentra un gran potencial no sólo diagnóstico sino curativo. Se dice que facilita la sanación física y emocional y es un armonizador muy potente de los campos electromagnéticos. Su uso exige respeto y concentración.

Aplicaciones del Péndulo hebreo:

Péndulo hebreo para la sanación– Ayuda a la limpieza física, emocional y mental.

– Diagnostica, limpia y fortalece el campo áurico.

– Equilibrio y potenciación de los chakras.

– Libera los bloqueos de energía que pudieran haber en cualquier nivel del sistema energético del cuerpo.

– Desintoxicación y eliminación de adicciones y miedos.

– Cortar patrones generacionales.

– Activa alegría, energía, fuerza interior, abundancia, confianza, auto-estima, armonía.

– Nos conecta con el amor, la luz, la paz interior, la sanación, con nuestro SER

– Limpieza de espacios.

Y ahora puedes contar conmigo para una sesión de Péndulo hebreo, comprobarás la gran eficacia y el poder, de este método milenario, para restablecer el equilibrio físico, emocional y mental.
La sesión puede ser presencial o a distancia. Es recomendable realizar entre dos o tres sesiones durante una semana en días alternos para el equilibrado completo. La duración de cada sesión es de hora y media aproximadamente. Si lo deseas ponte en contacto conmigo y te cuento todo lo que puedes conseguir en una sesión de Péndulo hebreo.