¿Cómo es tu realidad?

tu realidad-blog¿Cómo es tu realidad? ¿Te gusta? ¿Tienes objetivos claros y los consigues fácilmente? o por lo contrario tu realidad no tiene nada que ver con lo que deseas.

Dicen que somos creadores de nuestra realidad; pero es verdad, que muchas veces nuestra realidad no nos gusta.

Tenemos un trabajo aburrido, tenemos problemas con la pareja, económicamente no llegamos a fin de mes, estamos estresados y tantas cosas que hacen que nuestra realidad sea un tortura. No sabemos que hacer, intentamos cambiar pero no lo conseguimos. ¿Por qué sucede esto?

Existen experimentos en neurología que han comprobado que cuando vemos un determinado objeto aparece una actividad en ciertas partes de nuestro cerebro… pero cuando se le pide a la persona que cierre los ojos y simplemente imagine el objeto, la actividad cerebral es idéntica. Entonces, si el cerebro refleja la misma actividad cuando “ve” que cuando “siente”, esto significa que el cerebro no hace diferencia entre lo que ve y lo que imagina ya que las mismas redes neuronales están implicadas; para el cerebro, es tan real lo uno como lo otro. Así nos lo explica el bioquímico y doctor en medicina quiropráctica, Joe Dispenza.

Somos los creadores de nuestra realidad desde la forma en que procesamos nuestras experiencias, es decir, mediante nuestras emociones En el momento en que sentimos una determinada emoción, el hipotálamo descarga unas partículas llamadas péptidos, liberándolos a través de la glándula pituitaria hasta la sangre, que conectará con las células que tienen esos receptores en el exterior. El cerebro actúa como una tormenta que descarga los pensamientos a través de la fisura sináptica. Nuestro cerebro crea estos péptidos y nuestras células son las que se acostumbran a “recibir” cada una de las emociones: ira, angustia, alegría, envidia, generosidad, pesimismo, optimismo… Al acostumbrarse a ellas, se crean hábitos de pensamiento. A través de los millones de terminaciones sinápticas, nuestro cerebro está continuamente recreándose; un pensamiento o emoción crea una nueva conexión, que se refuerza cuando pensamos o sentimos “algo” en repetidas ocasiones. Así es como una persona asocia una determinada situación con una emoción: una mala experiencia en un ascensor, como quedarse encerrado, puede hacer que el objeto “ascensor” se asocie al temor a quedarse encerrado. Si no se interrumpe esa asociación, nuestro cerebro podría relacionar ese pensamiento-objeto con esa emoción y reforzar esa conexión, conocida en el ámbito de la psicología como “fobia” o “miedo”.
mujer-llorandoDe igual manera, puedes haber tenido malas experiencias con relación al trabajo, a las relaciones de pareja y estar diciendo que no te gusta nada de lo que haces y tienes en tu vida. Pero eso, no deja de ser una emoción que la mente ha memorizado. Esas reacciones químicas alteran nuestra percepción de la realidad e impiden la entrada de cualquier otro tipo de
información en nuestro cerebro. Para cambiar hay que romper esa emoción.

Para crear cosas nuevas en nuestra vida es necesario hacer cosas diferentes, hay que cambiar no sólo lo que se piensa y se hace sino también cómo se siente. Si somos capaces de cambiar la interpretación de nuestra realidad, nuestro cerebro trabajará con nuevas secuencias y patrones.

¿Qué hacemos nosotros creando una realidad que no nos gusta?

No creamos de forma consciente una enfermedad o un accidente, pero quizás has estado pensando inconscientemente lo terrible que es tu vida, cuánto sufres, sueles ver y conectar emocionalmente con las noticias que, desafortunadamente, nos bombardean continuamente los noticiarios, conectas con lo triste que te sientes, hablas constantemente de lo mal que estás y de lo que no tienes. Y de esta manera has creado, en tu subconsciente, un refuerzo de las emociones de dolor y sufrimiento, y eso se refleja fuera, en tu vida, en una enfermedad o en un accidente.

Entre un 75% y 90% de los occidentales acude al médico debido al estrés emocional. Emociones que se esconden detrás del estrés y que tienen que ver con el enfado, la frustración, el odio, el juicio, el dolor, el sufrimiento, la culpa, la desesperanza, el miedo, la ansiedad, la falta de poder, la inseguridad… Si estás ante un reto, tu cuerpo crea un montón de reacciones químicas para movilizar esa energía. Esencialmente, los pensamientos y las emociones pueden hacernos enfermar, pero si nos hacen enfermar también nos pueden sanar.

En muchas de las sesiones que realizo me encuentro que al preguntar a la persona ¿cómo se quiere sentir? ¿Qué quiere ser?… muchas, te contestan lo que no quieren sentir, lo que no quieren ser, lo que no quieren tener… les es muy difícil identificar lo que SI quieren; y eso es porque están conectados con esa energía, esas emociones negativas.

Para realizar todos estos cambios, como dije antes,  tienes que empezar a crear cosas nuevas y reinventarte de nuevo, romper el hábito y reaprender.

¿Y entonces que podemos hacer?

Tengamos claro que tanto las emociones, los hábitos vienen del subconsciente. Por eso será necesario cambiar estas emociones en el subconsciente.

Se piensa que, cuando la mente consciente registra algo, la subconsciente también filtra esa información, pero no es así. La mente consciente es creativa y la subconsciente trata de todos los hábitos. Si le enseñas al subconsciente algo diferente, se lo enseñas también a la consciente, pero no al revés. Por ello, la manera de reprogramar es trabajando con el subconsciente.

Si leo un libro de autoayuda, mi mente consciente la aceptará durante un tiempo muy limitado “Sé todo lo que hay en el libro y lo aplico”, pero la subconsciente no se entera de nada y eso es por que los pensamientos positivos, el conocimiento… solo funcionan el 5% del tiempo, pero el 95% son los hábitos que tengo desde mi niñez  y los que voy adquiriendo con mis propias experiencias.

la llave del psiqueTodo sigue igual hasta que no cambias en el subconsciente. Técnicas como el  PSYCH-K® te permiten, de manera muy fácil, rápida y eficaz, cambiar esas emociones, creencias y experiencias en el subconsciente, es como un aprendizaje rápido. Cuando hemos tenido una experiencia desagradable en la vida, no es que la vayamos a borrar, simplemente seremos capaz de ver la misma situación desde otra perspectiva que ya no nos afectará.

Si aún no conoces este método te invito a que lo pruebes y así puedas comprobar en ti mismo como este magnifico método te permite muy rápidamente cambiar creencias o liberar emociones que te ayudarán a crear tu realidad.

soy_felizDiseña tu vida y hazla realidad.
Experimenta una sesión de
PSYCH-K®.  Llama y solicita tu hora.
Las sesiones pueden ser presenciales o por Skype.
Teléfono 618 12 01 03 o también por skype*.

*Para consultas por skype conecta anteriormente por correo electrónico nievesariasnavarro@gmail.com

Nieves Arias

Esta entrada fue publicada en blog, PSYCH-K® y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.